Resistencia a la contaminación

Resistencia a la contaminación

Efectos de la contaminación del petróleo sobre la biodiversidad y el contenido de clorofila foliar en la selva amazónica del Ecuador.

Nueva publicación por Paúl Arellano y Markus Tellkamp

En una nueva publicación Paúl Arellano, docente/investigador de la Escuela de Ciencias Geológicas e Ingeniería y director del Centro de Observación de la Tierra (CEO) de Yachay Tech, y Markus Tellkamp, docente de la Escuela de Ciencias Biológicas e Ingeniería de la misma universidad, presentan los resultados sobre los efectos de la contaminación  del petróleo sobre la biodiversidad en la Amazonía ecuatoriana, y sobre la resistencia de ciertas familias de plantas a esta contaminación. El paper  fue publicado en la revista PLOS ONE en colaboración con Prof. Kevin Tansey y Prof. Heiko Balzter de la Universidad de Leicester en Inglaterra.

El estudio se realizó sobre más de 1100 muestras de hojas de árboles recogidas en áreas contaminadas y no contaminadas por petróleo en la Amazonía ecuatoriana. Una sub-muestra de 739 plantas fue analizada para determinar ciertos parámetros biofísicos y bioquímicos. El estudio se concentró particularmente en la cantidad de pigmentos fotosintéticos, en especial la clorofila, para poder determinar la “salud” de las plantas. Para el efecto, se instalaron laboratorios volantes de análisis foliar lo que incluyó un espectroradiometro, instrumento que mide la reflectividad de la luz de sol al interior de las hojas. Luego se aplicaron modelos de transferencia radiativa. Esto quiere decir que se analizó el espectro de la luz que atraviesa las hojas. Con la adición de otro modelo matemático se pudo estimar la cantidad de clorofila y otros parámetros bioquímicos.

Uno de los resultados más interesantes que arrojó la investigación indica que la biodiversidad de plantas en áreas contaminadas es mucho menor comparada con bosques prístinos. Además se logró determinar que en las áreas contaminadas cuatro de las 15 familias más importantes de la Amazonía tenían una cantidad significativamente menor de clorofila. No obstante, dos de estas familias (Melastomataceae y Rubiaceae) son las más abundantes en las zonas afectadas por la contaminación de petróleo. Esto sugiere que las dos familias presentan una mayor resistencia a este tipo de contaminación.

El estudio ha demostrado que la contaminación por petróleo, tanto antropogénica reciente como antigua natural, tiene consecuencias para la actividad fotosintética por una disminución significativa en la producción de clorofila por las plantas de la Amazonía ecuatoriana, y resulta en una significativa disminución de la biodiversidad en áreas contaminadas. Además, identifica las familias más resistentes a esta contaminación por lo que las dos familias son particularmente competitivas en zonas contaminadas. De acuerdo a Paúl Arellano la razón aún es desconocida, pero podría dar pie a otros estudios que además ayudarían a la identificación de plantas aptas para la bioremediación de la contaminación petrolera en la Amazonía ecuatoriana.

La siguiente etapa para este estudio es la aplicación de modelos de medición de la luz (transferencia radiativa) a toda la zona amazónica, usando los satélites Sentinel-2 y Sentinel-3 de la Agencia Espacial Europea.

OTROS PROYECTOS

La Universidad Yachay Tech, como parte de los proyectos de Vinculación con la Sociedad, aporta al desarrollo de las comunidades educativas instaladas en la Ciudad del Conocimiento, específicamente trabajando con el Instituto Tecnológico Superior “17 de Julio”, realizando actividades de fortalecimiento institucional entre los Departamentos de Bienestar Estudiantil.

La Universidad Yachay Tech como parte de su compromiso de Vincularse con la Comunidad y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos del Cantón San Miguel de Urcuquí ha creó un proyecto de Capacitación a los ciudadanos del sector, con el objetivo de incentivar y posibilitar que las personas adquieran competencias para acceder a educación superior de calidad.

Campamento para niños científicos que se atreven a soñar